Día del Libro

Hoy día 23 de Abril se celebra el Día del Libro para conocer el origen del porqué se celebra este día tendríamos que remontarnos a principios del siglo XX.

El Origen del Día del Libro se remonta a 1926. El 23 de abril de 1616 fallecían grandes escritores como Cervantes, Shakespeare y Garcilaso de la Vega. También en un 23 de abril nacieron  o murieron otros escritores eminentes como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla o Manuel Mejía Vallejo. 

Por este motivo, este día tan simbólico para la literatura universal fue la escogido por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores. De esta manera se pretendía alentar a todas las personas, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural.

Como todo lo que ocurre en estos tiempos de coronavirus, el Día del Libro está siendo un día atípico: un 23 de abril sin ceremonia de entrega del Premio Cervantes, sin paradas en las calles por Sant Jordi en Barcelona, sin lecturas presenciales de El Quijote, sin ofertas en los escaparates de las librerías.

La pandemia nos ha obligado a reinventarnos para ver de qué forma podemos cómo conmemorar este Día Internacional del Libro. Al pasar más días en casa la lectura está incrementando ya que muchas personas les ha dado por ponerse a leer ahora para pasar el tiempo, algo que antes no habían hecho o no habían valorado como ahora.

El leer tiene muchos beneficios y es una pena que tenga que llegar una epidemia mundial para que valoremos los beneficios del leer, al igual que hemos empezado a valorar muchas cosas ahora que antes no se les daba el mismo valor.

La lectura ofrece innumerables beneficios, entre ellos:

  • Estimula el intercambio de información y conocimiento.
  • La costumbre continuada de leer, retarda la aparición de los síntomas de demencia.
  • Estimula la percepción.
  • Estimula la concentración.
  • Estimula la empatía.
  • Durante la lectura se activan regiones cerebrales que propician procesos de imaginación a partir de los acontecimientos de la narración y vienen a la mente recuerdos y confrontaciones con experiencias personales.
  • Tras investigaciones realizadas con respecto a las personas que leen, se encontró que los estudiantes exitosos poseen mejores habilidades de expresión, lectura y lenguaje

Deja un comentario

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?