Cómo ser una marca comprometida con el feminismo

Las mujeres feminismo Lady Madam Friends Concept

A punto de finalizar el mes de la Mujer, seguro que muchas marcas quieren dar un paso más y ser una marca feminista durante el resto del año. Cada vez más, las empresas son conscientes de la importancia de incorporar el feminismo a su estrategia. Apuestan de ese modo por una igualdad de género real y efectiva.

Para que tu empresa pueda lograr la igualdad entre hombres y mujeres, te compartimos unos 6 tips. Antes de empezar, seguro que te interesa saber qué es exactamente una marca feminista. Esta es una marca comprometida con la igualdad de género. En esta línea, incluye determinadas acciones en su estrategia de marketing estando sus valores totalmente integrados.

¿Quieres saber qué marcas españolas son feministas? ¡Te las enseñamos! Lonely LabelBirdsongSacai, Neon Moon o Sunad son algunas marcas que apuestan por una fuerte estrategia que tiene como base el feminismo. Échales un vistazo e inspírate de ellas, si lo necesitas.

1. Interioriza el movimiento

Para conseguir ser una marca feminista, primero debes hacer introspección: ¿se sigue una estrategia de comunicación basada en estos valores? O, por el contrario, ¿la personalidad de la marca y sus valores no incluyen este movimiento?

Si tu caso es el segundo, revisa qué lenguaje se usa (tanto de forma interna como externa a la marca), qué mensajes se han transmitido hasta el momento y cuál es el compromiso de la marca respecto al feminismo (si es que lo tiene). Es muy importante que, antes de plantear una estrategia feminista, se fijen unos objetivos como marca. Es muy importante examinarlos para identificar qué pueden aportar a la causa.

Después de este trabajo de introspección, ya estás listo para plantear los recursos que te ayudarán a conseguir esos objetivos fijados. Por ejemplo, los copys de tu newsletter, tu comunicación en redes sociales, la inclusividad en tu equipo o la apariencia de tu web. Debes valorar todas aquellas herramientas que usas o tienes pensado usar en tu estrategia de marca, y utilizarlas desde un enfoque feminista.

2. Comunica y ofrece tu producto libre de estere otipos machistas

Como comentábamos en una de nuestras publicaciones en redes sociales hace unos días, “es imposible no comunicar”. ¿Qué quiere decir esto? Que cualquier aspecto de tu marca comunica algo, ya sea bueno o malo.

Para que todo lo que se comunique sea desde una perspectiva feminista, en primer lugar, el equipo debe ser consciente de ello y, en segundo lugar, se debe apostar por una comunicación que se involucre con el movimiento. Esto último quiere decir varias cosas:

  1. que la estrategia de comunicación rompa con los cánones establecidos,
  2. que apoyen la diversidad femenina,
  3. y que se enfrente a los estereotipos machistas de la sociedad.

Por ejemplo, se puede reflexionar sobre qué rol desempeñan los hombres y mujeres en tus campañas y si, del modo en el que se ha hecho hasta ahora, se refuerza algún estereotipo machista. Para acabar con todas estas problemáticas, lo ideal es seguir los valores de un feminismo interseccional: aquel que incluye a toda mujer, sin importar la raza, la orientación o la clase social a la que pertenezca. Un ejemplo de lo que acabamos de contar es la campaña de redes sociales #hastaelcopy, de nuestros compañeros del sector Marketing Paradise, donde reivindicaban una igualdad real en las campañas de las empresas y marcas.

La gran nube de conversación se destaca del resto por encima de las personas

3. Incorpora el lenguaje inclusivo a tu comunicación

Una vez conocemos cómo incluir en nuestra estrategia los valores del feminismo, es muy importante usar un lenguaje que refleje la igualdad de género, evitando de este modo la discriminación que, en ocasiones, sufre la mujer con el lenguaje. Al final, el lenguaje es el vehículo de nuestros pensamientos, y con el lenguaje se construye el mundo. Con el lenguaje inclusivo, las marcas tienen el poder de visibilizar a la mujer. Otro aspecto relevante en cuanto al lenguaje es el tono, ya que es la vía por la que humanizas a tu marca. Si no sabes cómo introducir un lenguaje y tonos inclusivos, contacta con nosotros y te ayudaremos a conseguirlo.

4. Visibiliza el trabajo de mujeres

Una forma de desarrollarte como marca feminista, es utilizar el trabajo de mujeres o inspirarte de ellas (eso sí, siempre mencionando la referencia). Por ejemplo, puedes usar el trabajo creativo de mujeres (como en fotografía o escritura), o contratar directamente los servicios de alguna empresa proveedora, dirigida por una mujer.

Menciona que ese artículo para tu blog lo ha redactado la periodista a la que has contratado, o que la ilustración que has usado para uno de tus productos la ha realizado cierta ilustradora.

Este punto no quiere decir que todos los recursos que utilices sean 100% realizados por mujeres, sino que reflexiones sobre si, para los distintos trabajos de tu marca, cuentas con ellas.

5. No toleres el machismo

Una marca verdaderamente feminista, no tolera conductas machistas e incluso las denuncia y señala públicamente. Si algunos de tus clientes, proveedores o cualquier otro stakeholder tiene conductas machistas, lo ideal sería cortar tu relación con ellos, siendo de este modo íntegros con nuestros valores.

También es necesario reconocer los fallos como marca, aunque con un enfoque optimista, con el que se demuestre las ganas de corregir conductas poco apropiadas. Las empresas y marcas están gestionadas por personas, y como las personas cometen fallos, posiblemente, las marcas también, la cuestión es cómo se afrontan y tomar un predisposición proactiva y abierta al cambio.

Chica mostrando el signo de parada

6. Sé una marca auténtica

Aunque estamos seguros de que, llegados a este punto, quieres una transformación feminista para tu marca, debes de tener en cuenta que otras muchas marcas se suman por la oportunidad de negocio. Por ello debes ser una marca auténtica y apostar por ese factor diferenciador que tienes.

Además, puedes establecer relaciones con marcas similares a la tuya, pudiendo crear sinergias y proyectos comunes con las que impulsar vuestra estrategia.

Esperamos que te hayan sido útiles estos tips para lograr que tu marca sea más comprometida con el feminismo, ya que es un movimiento fundamental para conseguir un cambio social. Cada uno de nosotros puede aportar su granito de arena para hacer de este mundo un lugar más inclusivo y consciente de la sociedad en la que vive.

Recuerda que el cambio empieza dentro y, lo primero es interiorizar el movimiento y, poco a poco, trabajar para lograr un cambio significativo. Así que, si has leído este post completo, estamos seguros de que eres parte del cambio.

Compromiso de equipo

Texto  inspirado en el artículo de Mari Carmen Estevan Estevan publicado el  11/03/2021 en la web www.hoyeseldia.es

Dejar un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.