Muchos expertos aseguran que la información puede llegar de manera mucho más fácil y directa a través de un audio que de un texto. El audio tiene un poder impresionante ya que se podría realizar un vídeo en el cual no se diga nada y simplemente se muestren imágenes o texto, pero donde se pongan efectos acústicos acordes al mensaje que quieres transmitir, y es seguro que calará más hondo, ofreciendo al usuario toda una experiencia sensorial.

El audio marketing va mucho más allá ya que el audio por sí solo también trae muchas ventajas, es por esto que los podcasts y los audiolibros han estado viendo su auge últimamente. Este formarto de Podcast o Audiolibros son muy útiles ya que no siempre tienes las manos libres o puedes poner atención en un video.

Si no tienes tiempo de sentarte a leer, puedes emplear un audio libro, que lo puedes escuchar de camino al trabajo o incluso cuando te bañas. Lo mismo sucede con los podcasts, simplemente resultan muy convenientes cuando no puedes ver un video o revisar tu móvil.

Los humanos por naturaleza somos seres sensitivos. La música es capaz de
movilizar masas y en el mundo del marketing, no se podía ser menos. Un ejemplo muy simple es: Probar a ver un anuncio publicitario quitándole el sonido. Es posible que sigas percibiendo el mensaje publicitario pero claramente el anuncio que al principio te emocionaba, sin sonido probablemente no produzca ningún tipo de sentimiento.

Lo que antes podía llegar a conmover y seducir al consumidor, sin sonido pierde cualquier efecto. El apoyo musical del mensaje publicitario es lo que le proporciona gran parte de su fuerza y de su efectividad. La música es la que, la gran mayoría de veces, proporciona el factor emocional al mensaje que se transmite.

La música estimula varias zonas del cerebro, especialmente aquellas relacionadas con las emociones, lo que condiciona sustancialmente el comportamiento del individuo ante el mensaje que le llega.